Tradicionalmente los cursos de verano han estado asociados a esas actividades extracurriculares que permiten a los niños aprender, divertirse y compartir tiempo de calidad con otros niños contemporáneos con ellos.

En la mayoría de los países, estos cursos están dirigidos a campamentos de verano; que pueden durar entre cuatro y ocho semanas, por días y hasta virtual. Sin embargo, en la nueva realidad que vivimos a raíz de la aparición de la pandemia del Covid-19, muchos padres se preguntaran si es o no prudente que sus hijos participen de esta actividad.

La pandemia llegó a cambiar la forma como nos relacionamos entre nosotros; sobre todo, el trato que les brindamos a nuestros niños; debido a que ellos no manejan todo el asunto de la bioseguridad y la distancia de la misma manera que un adulto.

Desde una perspectiva más optimista frente a la pandemia, y con el avance de los planes de vacunación; podríamos decir que, muchos padres se plantean la posibilidad de permitir que sus hijos vivan la experiencia de cursos de verano.

Beneficios de los cursos de verano

Los cursos de verano están diseñados paraser mucho más que diversión, centran su atención en el desarrollo de las capacidades motrices, sociales y mentales de los niños; así como ayudarlos a socializar formar el carácter y reforzar su disciplina.

En estos tiempos, debido a la pandemia, la cuarentena y las restricciones, los pequeños se han adaptado a las nuevas normas; no te preocupes por eso, solo debes evaluar bien las opciones y asegurarte que cumplan con las nomas de bioseguridad y de seguridad que cumplan con tus expectativas. Aquí te dejamos cinco beneficios para los niños al participar en un curso de verano.

Desarrollan las habilidades sociales

Cuando un niño participa en un curso de verano se relacionara con un grupo social diferente al que ya tiene estructurado en su escuela; esto lo ayudará a desarrollar la habilidad de interrelacionarse con mayor facilidad.

Genera confianza e independencia

Un curso de verano bien dirigido puede ayudar a generar seguridad y confianza en el niño; y como las actividades son más flexibles que los deberes escolares, su participación se hace informal y va a depender del interés particular que tenga en la actividad, lo que ayudará a fomentar su identidad personal.

Se divierten y aprenden a aprovechar el tiempo

Esta es la oportunidad perfecta para que los niños salgan de su zona de confort, aprovechen y disfruten el tiempo libre en otras actividades de su interés, de manera dinámica y entretenida; manteniéndolos alejados de las interminables horas en las consolas de video y de la televisión.

Adaptación al nuevo entorno y retos

Las vacaciones son el momento exacto del año donde los niños pierden totalmente el orden y la rutina a la que están acostumbrados durante el año escolar. Un curso de verano; aunque flexible, no les permite alejarse del todo de los hábitos, pero les enseña a adaptarse a nuevos entornos y rutinas, mientras aprenden y se divierten.

Realiza actividad física e intelectual

Las actividades disfrazadas de diversión permiten que el conocimiento sea percibido más fácilmente; los niños participan en estas actividades y aprenden a aprovechar su energía de forma productiva, desarrollando su estructura cognitiva, física y emocional.

¿Por qué llevar a mi hijo a un curso de verano?

Las relaciones de amistad que se forjan en los campamentos o cursos de veranos son sólidas y transcienden en el tiempo; son recuerdos que nunca se olvidan y es la combinación perfecta entre aprender y disfrutar, muchos cursos de verano sirven como refuerzo académico, sin la rigidez de un aula de clases.

Esto funciona muy bien si tu hijo tiene alguna debilidad académica; ya que les brinda la alternativa de repasar y reforzarlas, aunado a que tu hijo descansara de las restricciones de la cuarentena, del encierro, de ti y tu de él. Imagínate las ganas que tendrás de conversar con él y que te cuente su experiencia después de varios días o semanas fuera de casa.

Nuestras recomendaciones

Te recomendamos que evalúes tus opciones con base en las necesidades de tu hijo; realiza una búsqueda en el sitio web de Cluby y valora todas las maravillosas opciones que tenemos para ti; ya que somos la guía perfecta para lo que estás buscando.

Si tienes experiencia como instructor infantil o realizas esta actividad de manera formal, podemos orientarte a dirigir tus conocimientos en la dirección correcta y puedes publicar con nosotros todas tus actividades de cursos de verano.

0 CommentsClose Comments

Leave a comment

shares